martes, 20 de mayo de 2014

<3
Me di cuenta que siento cosas que sinceramente no puedo poner en palabras,  aveces trato de expresarme pero no encuentro la manera y la verdad es que es hermoso sentirse así.
Hace unos meses atrás me sentía completamente vacía y pensaba que no iba a sentir ningún tipo de alivio ni iba a poder estar en paz conmigo misma, traquila... Actualmente todo se está acomodando y tengo gente alrededor que me llena el alma por completo, y a los que les estoy infinitamente agradecida, a pesar de las piedras en el camino, de los tropiezos, hoy sé que cuento con personas que van a estar ahí para darme una mano, para ayudarme a seguir adelante y eso me hace inmensamente feliz.

jueves, 17 de abril de 2014


A medida que uno va creciendo, que los años pasan, que nos enamoramos, o que nos gusta alguien y por alguna razón se termina o nos rompen el corazón, muchas personas suelen decir que "no elegimos de quién enamorarnos" y yo no creo que sea tan así, si bien los sentimientos son algo que surgen inesperadamente, no nos enamoramos de cualquiera, nosotros elegimos si vamos a dejar entrar o no a alguien en nuestra vida, si vamos a permitirnos sentir, ya sea por miedo a sufrir o por no querer establecer una relación, sea cual sea el motivo, es elección de uno. 
Muchas veces me quedé con la duda de "que hubiera pasado si.." Pero sacando conclusiones, me doy cuenta a medida que pasa el tiempo, que mi presente se va a acomodando, de la manera que quiero, gracias a decisiones que tomé en el pasado, y me alegra haber elegido correctamente y que las cosas se den bien.  
Me siento muy feliz con mi vida actualmente, a pesar de los obstáculos constantes, de esas cosas que nos pasan y nos dejan una marca de por vida, creo que todo el sufrimiento, por decirlo de alguna manera, y las cosas malas con las que uno tiene que convivir en el día a día, siempre son recompensadas, tarde o temprano, creo que siempre algo bueno nos espera, "no hay mal que por bien no venga".
Por eso es mejor vivir sin lamentarse, dejarse llevar, ser impulsivo aveces puede tener buenos frutos y dar un resultado que sea de nuestro agrado!

viernes, 24 de enero de 2014


Se me hace casi imposible no ser cariñosa con las pocas personas a las que quiero realmente. 
Porque siento la necesidad de darles todo lo que a mi me faltó, sin necesidad de recibir nada a cambio, simplemente quiero que sepan y sientan que los quiero de verdad.
Que nunca voy a faltarles, y que les estoy eternamente agradecida por no haberme dejado sola cuando más los necesité.
Me cuesta mucho asumir todo lo que está pasando al rededor, con mi familia, con mi vida en general, siento que soy muy chica como para haber tenido que soportar tantas cosas. 
Pero tengo la esperanza de que todo pasa por algo y de que algún día algo muy bueno me va a pasar y eso me va a fortalecer para poder seguir adelante como hice hasta ahora.
Las razones por las cuales todavía no me derrumbé tienen nombre y apellido, y espero que sigan en mi vida mucho tiempo más. 
Aveces me quejo o me frustro por cosas insignificantes pero es esa mi forma de reaccionar ante todo, aveces un tanto extremista pero así soy.
Por eso no puedo entender cuando una persona es fría, cómo no querer mimar a alguien que queres? Sabiendo que tal vez un día ya no tengas la posibilidad de demostrarle cuánto lx queres. 
En este caso no es extremista pensar que hay que hacer todo lo que queramos en el momento que queramos, dejar de pensar tanto y dejarse llevar más, porque si, algún día ya no vamos a estar, por X razón, y es feo quedarse con remordimientos o lamentarse, sabiendo que tiempo había de sobra, y no supimos aprovecharlo.
Creo que está bien actuar por impulso aveces, el que no arriesga no gana, dicen. 

jueves, 5 de diciembre de 2013

Nunca creí que una persona pudiera generarme inspiración, de un momento para el otro, al terminar de ver una película, incluso mirando a cualquier parte, siempre está en mi mente, y pienso, constantemente, preguntándome a mi misma si todo lo que estoy viviendo es real, ¿Y si fuera producto de mi imaginación? Si se asemeja a lo que esperaba encontrar, ¿Por qué debería pasarme? ¿Lo merezco? Son preguntas que me dan vueltas en la mente cada vez que pienso en el, y en lo bien que encaja conmigo, como todo se adapta de una manera perfecta, cada cosa que dice, o hace, siempre supera mis expectativas, siempre es más de lo que yo podría esperar, o merecer.
No creo que sea posible que alguna vez, en algún momento de mi vida, pueda llegar a cansarme, o aburrirme, sé que soy muy joven y que todavía me falta mucho por vivir, el problema, es que cada cosa que imagino, de acá, a un futuro, y a un futuro más lejano aún, quiero que siga a mi lado, que me acompañe, no sé si en todo, pero si en algunas cosas, saber que está ahí, que cuento con el, que el cuenta conmigo, que acudiría a mi si necesita algo, que vamos a seguir compartiendo cosas, momentos, risas, no quiero que se termine. 
Suelo comportarme de forma inmadura con frecuencia, lo sé, soy humana, cometo errores, reacciono mal, me enojo por cosas sin sentido, y sin embargo, sigue estando ahí, dejándolo pasar, porque todo el tiempo pienso, ¿Por qué me banco todo esto? Y en momentos como este, pensando en cada cosas que vivimos, hace ya 4 meses, entiendo, encuentro respuesta a cada pregunta, y digo ¿Por qué no? ¿Por qué no habría de soportarlo? Si es lo que me hace feliz.
Estuve enamorada anteriormente, antes de conocerlo, y fui feliz, me sentía completa, apesar de todo, de lo malo y lo bueno, ahora es una etapa pasada de mi vida, superada. Y jamás pensé que podía sentirme de la misma manera por nadie, y no estaba equivocada, nunca volví a sentirme así, tampoco quiero, no espero que nada en mi futuro se asemeje a lo que fue en el pasado. Pero estoy dispuesta a sentir, a dejar que las cosas fluyan, como hice hasta ahora, no siempre hice las cosas bien, quizás dije cosas que no debería haber dicho, o que no era momento para que las diga, no siempre me tomé las cosas con calma, pero sigo tratando, me sigo esforzando. 
No espero que sea todo perfecto, tampoco quiero que lo sea, ni siquiera sé que va a pasar mañana, cómo me voy a sentir, hasta que lo veo, y tengo mil emociones encontradas, y tiemblo, el corazón empieza a latir muy rápido, no entiendo muy bien por qué reacciono así ante su presencia, por qué me intimida tanto, por qué genera tantas cosas en mi, ¿Por qué sintiendo tristeza, enojo o frustración, cuando estoy con el no puedo sentir más nada que no sea amor, y felicidad? ¿Desde cuándo significa tanto para mi? ¿Por qué me preocupa como se sienta el con respecto a mi si con mis sentimientos hacia el yo ya me siento bien? 
Admito que muchas veces espero que actúe de cierta manera, pero siendo consciente de que no lo va a hacer, porque no es así, pero a la vez lo pienso y me doy cuenta de que igual me gusta, aunque no siempre salgan las cosas bien, aunque no siempre esté del mejor humor, lo quiero igual, por como es, y como es cuando está conmigo, me encanta cada una de sus facetas, me encanta la forma en que ríe cuando está con amigos, el sonido de su risa cuando está feliz, cuando se siente bien, cómodo, y no necesita a nadie más, ni nada más. 
Adoro la forma en que me habla, cuando nadie nos ve, cuando sólo importamos nosotros dos, compartir un café, una tarde, una charla, sentarnos y que automáticamente tengo intenciones de estar un poco más cerca, agarrarme la mano, acostarse en mi pecho, no recuerdo haber sido tan feliz como en esos momentos donde sólo estamos compartiendo el momento. 
Me da escalofríos si escucho su nombre, si me besa, yo le digo que ya los superé pero todavía siento nervios cada vez que me besa por primera vez después de haber estado mucho tiempo siendo sólo amigos, no es una relación como todas, común, es más bien una complicidad, de la que muchos son conscientes pero aún así la mantenemos en secreto, por él, o por ambos, sinceramente ya no me importa,yo sólo quiero que sea feliz, siento que lo merece más que nadie. 
Recuerdo los primeros momentos, como me sentía, confundida aveces, pero siempre firme, tenía metido en la cabeza que jamás iba a poder decir nada al respecto por respeto a mi pareja en ese entonces, y a la suya obviamente. 
Todo fue tan rápido, de pronto estábamos en su casa hablando sobre como iban a ser las cosas a partir de ese momento, ninguno de los dos imaginó todo lo que iba a venir después, sé que mucho de lo que pasó fue por mi culpa, por no poder frenarlo, o frenarme, nunca quise parar, mas allá de saber cómo iban a ser las cosas, asumí que iba a ser difícil, triste por momentos, pero igual seguí y no me arrepiento de nada. Y si tuviera que seguir bajo estas condiciones para siempre, lo aceptaría, porque es lo que me hace feliz, no necesito nada más, que termine todo es una de las cosas que más me asusta, no imagino cómo sería todo si las cosas volvieran a la "normalidad" ni siquiera quiero pensar en eso, probablemente suene exagerado pero es como lo siento hoy, puede que suene egoísta, y puede que no compartamos el mismo pensamiento, estoy segura de eso, pero mientras me permita ser su compañía, no me voy a ir a ninguna parte.

miércoles, 17 de julio de 2013

¡Ya esta! ¡Cuanta ambigüedad! 


Esta vida me va a matar



                . 
Mi corazón vacío no soporta una ausencia más




Y sé que dijo una vez el nobel de la paz asesinado al caer: 





            “Es lo malo de ser bueno en este mundo cruel”.

Estoy pasando por una etapa de mi vida en la que ni yo podría definir con palabras cómo me siento en este momento. 
Durante mucho tiempo estuve acumulando sensaciones y reprimiendo sentimientos que están luchando internamente por salir a flote y sinceramente ya no siento la necesidad  de retenerlos. Por primera vez en mucho tiempo siento que tengo la posibilidad de abrirme y contar lo que me pasa. 
Siento que estoy escribiendo por inercia, que las palabras salen solas por mis dedos y yo simplemente cumplo la función de tipear. Ni siquiera estoy pensando en lo que voy a decir y sin embargo siento que estoy también sirve como un método de desahogo, no sé.
No sé por qué estoy escribiendo, no sé que es lo que siento, no sé nada, estoy a la deriva, necesito un cable a tierra. 
Necesito que alguien se siente conmigo a hablar y que me diga, ¿Qué te pasa? Y que me de la iniciativa para largar todo esto que me vengo guardando. 
Si bien ya me descargué con algunas personas e incluso con mi familia, siempre algo queda, una reserva, eso que no decís para no herir los sentimientos de nadie. 
Mi mamá siempre me dice "Entiendo que no puedas ser mala con la gente, esa es tu esencia, sos demasiado buena" Y aunque yo lo tomaba como una de las tantas frases que le dicen los padres a sus hijos por el hecho de que los aman y siempre van  a sentir que son los mejores para ellos,esta vez siento que tiene razón, que en realidad soy demasiado buena, que hay que me distingue del resto de las personas.
No me creo mejor que nadie, pero si especial, siento que todo lo que hago lo hago con un mismo fin, que tengo un propósito en esta vida y todavía tengo que descubrir cuál es. 
Me llevó mucho tiempo entender que las personas no siempre van a ser buenas porque uno lo sea con ellas, que no siempre recibís de lo que das, que se aprovechan, que no saben valorar nada, que necesitan darse la cabeza contra la pared una y otra vez para comprender que algo que quieren se les está yendo de las manos.
Y yo no soy así, eso me distingue de los demás, quizás hayan muchas más personas como yo pero de todas formas me voy a seguir sintiendo especial por sentir y pensar de la manera que lo hago.
Yo quiero y valoro desde un principio, no planeo, hago, dejo que las cosas fluyan y me afecta mucho cuando caigo de golpe a la realidad y me doy cuenta de que mi esfuerzo no tiene ningún tipo de fruto ni reconocimiento. No pido que me den lo mismo a cambio,o tal vez si, pero no como una exigencia, sino porque para mi es algo normal que si alguien tiene un gesto lindo para con vos, la otra persona lo valore minimamente. 
Pero por suerte aprendí, tal vez tarde, que no todos sentimos de la misma manera y no todos tenemos los mismos valores, si bien para mi todo en la vida es relativo y depende mucho de cada persona, y me alegra haberme dado cuenta de eso para no cometer los mismos errores y no volver a pasar por esa situación de mierda que es el sentirse totalmente estancado en un pozo de sentimientos encontrados.

miércoles, 10 de abril de 2013

"Cuando te pones de novio estás aceptando que podes tanto estar feliz, como pasarla reverendamente como el culo, son riesgos que uno toma y acepta correr por el hecho de querer a alguien.
Sabes que, aunque todo esté bien siempre va a haber una pelea, siempre van a discutir por algo, siempre van a estar en desacuerdo en infinidad de cosas, pero de eso se trata, ¿o no? sería aburrido que todo sea perfecto, no tendría emoción y todo terminaría pronto. Estar en una relación implica ser consciente de que así como empezó, puede terminar, así como lo amas, podes quererlo y odiarlo, al mismo tiempo. 
También, estás aceptando que como a vos te gusta tu pareja, también puede gustarle a otras personas,y ahí empezas a perseguirte, y a desconfiar, no por tu pareja, sino por el resto del mundo. Pero, ¿qué vas a hacer? ¿encerrarla en una caja de cristal y tenerla de adorno en tu mesita de luz? No señores, si tu pareja te elige es porque te quiere y quiere estar con vos, así tenga uno o mil chicos atrás, así salga y se la quieran chamuyar, así ande por la calle y más de un pelotudo pajero le grite, son cosas inevitables por las que también aceptamos pasar en el mismo momento en el cual aceptamos estar en una relación. 
No somos los únicos con ojos, otros también pueden ver la belleza en nuestra pareja no porque sea linda o fea sino porque hay gustos para todo. 
Hay que vivir y dejar vivir, suele pasar que hayan chabones zarpados en los boliches, o también tener amigas que te quieran caer y tu novia se tiene que bancar eso, no sé que ese peor, pero si no hay confianza, entonces la relación no tiene sentido."

Amo como eres, amo como soy contigo, amo lo que somos, amo como somos, amo que nos amamos, amo como nos amamos, amo que me amas y que te amo, Nos amo ♥




"Para mi próximo truco, necesito que me beses y haré aparecer mágicamente mariposas en tu estómago.."

martes, 9 de abril de 2013

Te quiero aquí conmigo, ahora. Te quiero abrazándome con todas tus fuerzas, Sintiendo tu calorcito recorrer mi ser. Te quiero hablándome con dulzura de nuestro amor, compartiendo historias, alegrías y tristezas. Te quiero sin esta maldita distancia que nos separa. Te quiero sólo a ti, conmigo y para siempre ♥



                       Te amo y me quedo contigo por que sigues a mi lado,
aun sabiendo que soy una persona rara y super complicada.


Es sólo temporal. 
Te amo porque tienes la habilidad de destruirme, de aprovecharte de mi y de matar mis sentimientos y no lo haces. 





Te amaré en tu locura, en tu rareza, en tus días de rabia, cuando no te entienda, cuando tengas sueño, estás cansado y no quieres nada, ni siquiera hablar, cuando quieres salir o cuando no, al despertarme, durante el día y cuando me acuesto pensando en ti, cuando no tienes ánimo, estás triste y quieres que te anime, cuando comparta todo contigo y construyamos nuestros sueños, cuando estás feliz. Te amaré incondicionalmente con todas mis fuerzas porque me encantas y me haces feliz ♥ 
Lo único que cambiaría en mi vida son esos kilómetros que me impiden acariciarte cada mañana. 
Aunque exista esta distancia tan grande que nos separa yo te siento en cada milímetro de mi ser y cada segundo de mis días..



Sentirte cerca a pesar de estar lejos sólo se consigue si amas de verdad, 

y yo, así te amo.


Las promesas se hacen para cumplirse, si no estás seguro de que vas a cumplir, no prometas, es simple.
Una promesa rota puede doler más que un golpe, y dejar un vacío imposible de llenar.

Quisiera pasarme toda la noche contigo. Haciendo cosas como platicar de cualquier cosa que se nos ocurra, comernos toda la comida de la despensa, reírnos hasta que el abdomen nos duela, mirar películas, hacer travesuras, contarle secretos a nuestras almohadas o simplemente reposados frente a frente tomados de la mano. Y hacer todo eso hasta que se cuelen por la ventana los primeros rayos de sol del día. Eso quisiera.

Y ahora me doy cuenta de que vos y yo no nacimos para dormir separados. Las mañanas no me saben igual, la cama es fría sin tu calor, el sol no sale hasta que te veo. Para comenzar bien mis días necesito comenzarlos con vos.
Tenemos lo que al otro le falta o necesitaba. 

No entiendo por qué el destino no me quiso decir desde antes que tu y yo seríamos el amor verdadero. No se por qué se tardo tanto en decírnoslo. ¿Te imaginas todo lo que hubiéramos hecho si nos hubiéramos conocido desde tiempo atrás? 

No necesito nada mas que ir andando de tu mano. Nos podemos aventurar hacía lo desconocido y yo estaré seguro de que me cuidaras, como yo a ti. Ya no le temo a la vida, si voy de tu mano. 

Cada persona que pasa por nuestra vida es única.
Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrán los que se llevarán mucho, pero no los que nos dejarán sin nada. Esta es la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad. 


Un abrazo tuyo es todo lo que necesito en este momento. Quiero sentir tus brazos alrededor de mi cuerpo, quiero que no me sueltes, mantenernos así por un buen rato, porque tus abrazos son únicos y son mis favoritos ♥
Estar a tu lado es simplemente lo mejor que me ha podido pasar. Me haces sentir muy protegida, segura y amada en cada momento que pasamos juntos. Todos tus detalles, tus defectos y virtudes, tus enojos y tu ternura, todo lo que despierte de ti provoca en mi una gran felicidad. Así que por favor, quédate conmigo que te haré mucho más feliz de lo que tú me haces a mi.
Soy egoísta, impaciente y un poco insegura. Cometo errores, pierdo el control y a veces soy difícil de lidiar. Pero si no puedes lidiar conmigo en mi peor momento, definitivamente no me mereces en el mejor.




Nunca se es demasiado joven  demasiado viejo, ni demasiado tarde para enamorarse. El amor llega y punto, no importa en qué condiciones esté uno, el amor es así, llega, no pide permiso. 
Podemos aceptarlo y aceptar los riesgos que estar enamorado implica (celos, discusiones y demás) o podemos dejarlo pasar. 
No importa cuantas veces te hayan decepcionado, nadie es igual a nadie, todos tenemos sentimientos diferentes y los expresamos de diferente manera, algunos mejor que otros, pero no significa que no se pueda aprender. Nadie nace sabiendo, y menos como tratar a otra persona, estamos acostumbrados a lidiar con familiares o amigos pero una pareja es algo totalmente diferente, por eso hay que tener paciencia y dedicación si queremos que las cosas salgan bien. No hay que presionar, no hay que hacer lo que no nos gusta que nos hagan. A medida que se pasa la vida se conocen miles de personas y te van dejando enseñanzas para la próxima vez que tengas que pasar por la misma situación. No importa cuantas relaciones ya sean casuales o formales tengamos, ninguna se compara con otra, aunque estar en una relación es algo normal y que todas las personas hacen, nadie lo hace igual a nadie, con cada persona es diferente porque cada persona nos genera algo distinto.  Si te enamoras de alguien muy intensamente y esa relación por algún motivo se termina, por nada del mundo intentes comparar la próxima vez que estés en pareja. No sirve de nada y no tiene ningún sentido. El amor es algo que no se planea, surge, y a medida que fluye se desarrolla de manera impredecible. No hay nada más triste que pretender proyectar con otra persona nuestros sueños y metas frustradas con un amor que no pudo ser. 

La pérdida del primer amor para una persona que tiene el amor como algo extremadamente importante en su vida, puede ser algo trágico, puede lastimar mucho y dejar heridas que tal vez nunca terminen de curarse. La mayoría de las personas que fracasan en sus relaciones y más en la primera y más importante que es cuando uno se enamora por primera vez, terminan optando por dejar de creer en el amor, por convertirse en personas frías y poco demostrativas. Dependiendo de la fortaleza de esa persona y de cuánta voluntad esté dispuesta a poner para salir adelante. Ser pesimista puede ser bueno aveces, porque miramos siempre el lado malo de las cosas, tenemos en mente que no importa que tanto se esfuerce una persona por brindarnos felicidad, nunca dejamos de lado la idea de que pueda fallarnos. Puede ser bueno el pesimismo hasta cierto punto, pero ¿cómo saber cuando una persona realmente es digna de nuestro amor y de nuestra dedicación? Es imposible, por eso, cuando salimos lastimados, el camino fácil nos lleva a cerrarnos en nosotros y no darle paso a nadie para así resguardarnos de cualquier decepción, pero de esa manera nos estamos perdiendo de una de las cosas más lindas de la vida, que es enamorarse, amar y ser amado. No importa cuantas veces salgamos lastimados, lo bueno siempre viene al final, las personas que nos lastiman y son pasajeras en nuestra vida, no son más que parte de un aprendizaje, y de una especie de práctica. Todas esas veces que lloramos desconsoladamente, sintiendo que el mundo se nos viene abajo, pasando días sin ganas de comer, lamentándonos por cosas que ni siquiera hicimos, son dolorosas en el momento, pero NADA es lo suficientemente malo como para rendirse a la primera caída. Cada vez que sentimos que "se nos rompe el corazón" cada vez que otra persona hace que uno crea que nada es suficiente, no son más que pruebas. La vida no se termina con la partida de una persona a la que queremos, duele, pero se supera. Se aprende para la próxima, tarde o temprano la persona que merecemos y nos merece llega a nuestras vidas. 
No nos estanquemos en recuerdos, no dejemos que una persona sea TODO para no quedarse con nada si algún día decide irse. Hay que amar, y disfrutar el momento, ser feliz, sin preocupaciones, tranquilos, sin miedo y siempre siendo consciente que así como un día tenes a la persona que queres, al otro día puede no estar más.
No dejemos que el amor se desgaste, no permitamos que nadie derrumbe eso que construimos  Cuidemos a la persona que amamos para así, si algún día ya no está, podamos dormir tranquilos sabiendo que dimos lo mejor. 

Y al final, el amor que recibes, equivale al amor que haces.